Comunidad de conocimiento

¿De qué se trata?

¿Cómo se producen nuevos conocimientos sobre didáctica de las Ciencias de la Computación? ¿Cómo formamos a nuestros docentes? ¿Con qué metodología enseñamos en el aula? ¿Por qué? Conocé la perspectiva que orienta nuestro trabajo.

El futuro llegó hace rato

Todos sabemos y estamos de acuerdo con que la Computación forma parte de nuestra vida como sociedad, y que los chicos necesitan formarse en esta disciplina.

  • ¿Cómo se producen nuevos conocimientos sobre didáctica de esta disciplina en particular?
  • ¿Cómo se generan dispositivos sustentables de formación docente que sean duraderos?
  • ¿Qué contenidos y metodología deseamos implementar en el aula?

Nosotros creemos que es a través de una Comunidad de Conocimiento.

¿Qué es una Comunidad de Conocimiento?

Es el resultado de un esfuerzo conjunto de múltiples actores sociales que debaten, proponen, trabajan e investigan sobre las diversas preguntas y desafíos necesarios para generar esta transformación educativa.

Actores clave para generar conocimiento

Universidades

Docentes y Directivos de las escuelas

Sistema Nacional Científico-Tecnológico

Sistema Educativo

Profesionales

comunidad-1-28

Gremios y ONGs

La propuesta de Program.AR se basa en los siguientes ejes

1

Modelo Propio

Desarrollar un modelo propio de Didáctica en la Programación, especialmente adaptado para la escuela argentina en sus diversos niveles
2

Cursos

Brindar cursos de formación docente (para el corto plazo)
3

Material Didáctico

Desarrollar material didáctico para docentes de Primaria y Secundaria
4

Formación

Crear dispositivos sustentables de formación docente (para el mediano plazo)

Vayamos por partes: sobre la forma de llevar las Ciencias de la Computación al aula ¿es mejor importar un modelo o desarrollarlo desde acá?

En la actualidad varios países están discutiendo, planificando o empezando a llevar adelante reformas educativas tendientes a introducir la enseñanza y el aprendizaje de Ciencias de la Computación en las escuelas. Desde Argentina nos preguntamos: ¿es mejor traer un modelo de afuera y adaptarlo a nuestro contexto o apostamos a construir uno propio desde nuestras necesidades y desafíos particulares?

El análisis de cada una de esas experiencias, si bien enriquecedor, revela que la forma que adquiere cada una de estas reformas se encuentra muy relacionadas al contexto de cada país y las particularidades de cada sociedad. Por eso, consideramos que Argentina también debe desarrollar un modelo propio, que se nutra de la experiencia existente, pero con fuerte arraigo en las características propias de nuestra sociedad y nuestra cultura.

Por otra parte, si en nuestra sociedad contamos con investigadores y universidades de primera línea, docentes y directivos, referentes de distintos sectores, profesionales y recursos, ¿por qué no desarrollar un modelo a nuestra medida, con todas sus implicancias en el plano intelectual y en el práctico? Debemos darnos la oportunidad de proponer y desarrollar ideas, ponerlas a prueba, probar los aciertos y desaciertos y seguir puliendo el proceso.

Valores compartidos

En Program.AR estamos convencidos de que producir nuestras propios modelos y herramientas; y hacer todo el recorrido intelectual y práctico que esto requiere, es la mejor forma de comenzar a enseñar Ciencias de la Computación en la escuela argentina. Por eso, es fundamental involucrar a los distintos actores a que participen de esta iniciativa. Y entre todos, definir qué conocimientos son los fundamentales y cómo darlos en el aula.

Un proceso de construcción activo y colectivo

En cuanto a los nuevos contenidos a dar en aula, deben estar basados en investigación y a su vez, desarrollado junto a docentes y profesionales. Es más, las propuestas concretas de actividades áulicas deben ser puestas a prueba en el aula misma. ¿Para qué? Para mejorarse, enriquecerse y, en última instancia, para ver su aplicabilidad práctica o dar cuenta de los desafíos que representan.

Por ese motivo, proponemos encarar un proceso de construcción de conocimiento acerca de los contenidos escolares apropiados para los estudiantes, y su correspondiente didáctica, con la participación activa de pedagogos y de las universidades nacionales con carreras afines a la informática. Y que este proceso se vaya repitiendo y refinando para llegar a mejores resultados.

Desde Program.AR adoptamos un modelo cíclico: planificamos líneas de actividad concretas, las ejecutamos, y en función de los resultados obtenidos, las analizamos y pensamos continuidades y renovaciones de esas líneas.

Conocé en qué estamos trabajando hoy